Historia del Club Marketing Barcelona

El año 1958 llegaron a Barcelona Al Sear y Bob Witney, presidente y secretario de la National Sales Executives (NSE) de Nueva York, con motivo de la gira Operation Enterprise, que tenía como objetivo difundir las tendencias en ventas en ciudades de Europa y otros continentes. Un año más tarde, Elmer Krueger encabezó la segunda edición de esta gira, logrando un importante éxito en Barcelona que motivó que el entonces Secretario de la Cámara de Comercio Americana, Manuel A. Cargol, dé los primeros pasos para fundar una asociación de dirigentes de ventas en Barcelona. El 10 de febrero de 1959 se celebró en el local del Instituto de Estudios Americanos, en el número 1 del Paseo de Gracia, la Asamblea Fundacional del Club de Jefes de Ventas, que entre sus primeros acuerdos nombró a Rafael Camps Ubach primer presidente de la asociación.

El joven Club, movido por la ilusión de sus primeros miembros, fue muy activo en la organización de actos que consiguieron generar muchos asistentes entusiasmados, lo que hizo aumentar rápidamente el número de socios. El año 1961 el Club organizó el Día del Vendedor en el marco de la Feria Oficial de Barcelona y celebró en Toulouse su primer acto internacional: las I Jornadas Hispano-Francesas.

Tras salvar no pocos obstáculos burocráticos, finalmente el 17 de enero de 1962 se firmó el acta fundacional, y el Club se instaló en un pequeño despacho del edificio Tabacalera de las Ramblas, cedido por la Cámara de Comercio Americana. A partir de entonces hubo un incremento paulatino de socios, hasta llegar a los 200 profesionales, que encontraron en el Club un espacio de intercambio de conocimiento y asesoramiento sobre sus dudas profesionales. El Club creció, paralelamente al número de socios, en capacidad de influencia y reconocimiento y, en 1963 se le confió la organización del Primer Congreso Nacional de Ventas, que se celebró en Zaragoza con la asistencia de profesionales de todo el país, y el VI Congreso Europeo de Marketing y Distribución por encargo de las Asociaciones Europeas de Marketing.
La denominación de la asociación pasó a ser la de Club de Dirigentes de Ventas de Barcelona ​y, en 1966, inauguró nuevo domicilio social en los bajos de la calle Enrique Granados número 101. Por aquel entonces el Marketing, como estrategia y técnica de gestión empresarial, ya es un hecho tan reconocido en España, y en el Club que lo incorpora en su denominación que pasó a ser la de Club de Dirigentes de Marketing y Ventas.

Evolución y crecimiento

1961 - La bandera del Club és hissada a la Fira Internacional de Mostres pel President Rafael Camps amb motiu d'haver-hi organitzat el Dia del Venedor, una jornada d'estudi i divulgació que va tenir un gran èxit i un ressò extraordinari.

La asociación siguió su actividad organizando muchos actos dirigidos a sus socios, como las Jornadas de Distribución Comercial celebradas en Sitges o la Exposición de Revistas de Empresa. El crecimiento del club fue cada vez más exponencial y esto obligó a contratar personal administrativo, a fin de cumplir con sus fines y ofrecer un mejor servicio a los socios. En 1969 el Comité de Publicaciones convierte las carpetas mensuales, una colección de boletines informativos sobre marketing y ventas, en una auténtica revista dirigida a los socios con el nombre Markerama, un proyecto editorial que años después consiguió autofinanciarse con publicidad. En esta época también se convocó el premio Marked, con el que se premiaba al autor o a la editorial de artículos aparecidos en publicaciones españolas; instauró el premio Líderes de Marketing, que se concede a los mejores planes de marketing anuales y más tarde el Premio al Profesional del año, un reconocimiento a la trayectoria y las buenas prácticas de los miembros del sector.

El Club siguió siendo líder en organización de actos a nivel nacional y se encargó del Congreso de Marketing Turístico y del XIII Congreso Europeo de Marketing. En 1970 llegó el momento de reflejar la nueva realidad del Club, en la que cada vez el marketing tomó más importancia, y la entidad cambió nuevamente su denominación que pasó a ser Club de Dirigentes de Marketing de Barcelona, ​​hasta que en 1980 una Asamblea Extraordinaria actualizó los Estatutos e instauró la denominación actual: Club Marketing Barcelona.

En 1980 se adopta la denominación actual dela asociación: Club de Marketing de Barcelona

Consolidación

El dinamismo del Club acelera y se celebran más de 80 actos el año con más de 5.000 participantes. Se consolida el Aula Formativa con 20 seminarios anuales, por el que pasan los mejores expertos del momento y la Escuela de Vendedores. Con el objetivo de que el Club sea un organismo orientado a los socios, se aumenta el número de miembros de la Junta Directiva al máximo que permiten los Estatutos , y esto aumenta la participación, el socio cada vez más se siente una parte del Club y eso hace que el número de actividades aumente. Asimismo, el ingreso al Club requiere un seminario corto para concienciar e informar a fondo a los nuevos miembros. Se proclaman los nuevos premios Diana en la Promoción, a fin de reconocer la creatividad y la innovación en marketing.

En 1986 el Club estrena un nuevo local situado en la calle Consejo de Ciento 366, un local amplio en el que se acoge el día a día del club, se aprovecha para alquilar salas para cursos, reuniones y también la celebración de actos y fiestas, en el auditorio o en la terraza. El ritmo de trabajo de la entidad viene marcado por el servicio al socio y los trabajos de los Comités, grupos de miembros del Club que dedican parte de su tiempo y esfuerzo a tratar temas estratégicos para el sector empresarial, tomando el marketing como eje principal. En este momento el Club cuenta con 10 trabajadores y más de 1500 socios.

En 2004 el club organiza la segunda edición “BIMM 2004” en el Palacio de Congresos de Barcelona con más de 200 ponencias, 60 sesiones temáticas y más de 1200 asistentes.

Presidentes del club